Blogia
Carlos A. Loprete Ensayos Cortos

INFINITO CHICO E INFINITO GRANDE

INFINITO CHICO E INFINITO GRANDE

     Hasta ahora la mayoría de los mortales habíamos creído que el infinito era lo más grande que había en la creación, pero ahora nos hemos dado cuenta de que también hay otro, un infinito chico. Conforme al origen de la palabra latina, infinito es aquello que no tiene fin (in-finitus) de manera que si nos pusiéramos a viajar por él nunca llegaríamos al final. Este concepto encierra muchísimo problemas que los hombres de ciencia no están en condiciones de resolver, como por ejemplo que el hombre necesitaría millones y millones de años en viajar hacia él sin llegar y se moriría en el camino porque no le alcanzarían sus años de vida o no podría transportar en su nave los alimentos suficientes o los remedios para sus enfermedades futuras. Con esto basta para comprender que la inteligencia humana es impotente para imaginárselo y mucho más para recorrerlo. A este infinito me refiero cuando hablo de un infinito grande.

     Pero en nuestros días con el progreso científico se ha descubierto que también existe un infinito que tampoco podemos recorrer ni imaginar, porque no estamos en condiciones de internarnos en él. Somos más grandes que ese infinito y no tenemos forma de achicarnos y viajar por dentro de él. A ese infinito lo denomino infinito chico.

     La consecuencia lógica de lo expuesto es que los seres humanos somos finitos en nuestros cuerpos, empezamos y terminamos en algún lugar, dado que si así no fuera, constituiríamos otro infinito entre dos infinitos, lo cual es tan absurdo que ni siquiera podemos pensarlo. Únicamente podemos razonar pensar que somos un finito entre dos infinitos, por ambas puntas.

     ¡Qué le vamos a hacer! O somos de inteligencia limitada o la Creación no es comprensible para nuestro razonamiento.    

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres